27.09.2016 |

Comienza la Competencia Internacional de Arbitraje

La UM fue elegida como sede gracias a la destacada trayectoria de los estudiantes de Derecho que participan en este evento desde 2009

Hace seis años, la Universidad de Buenos Aires (UBA) invitó a la Universidad de Montevideo (UM) a participar en la Competencia Internacional de Arbitraje que tuvo lugar en la capital argentina. El primer equipo de la Facultad de Derecho (FDER) de la UM que asistió a ese encuentro estuvo conformado por Juan Manuel Rey, Santiago Gatica, Yael Ribco, Sofía Klot, Victoria Knobloch, Agustina Loinaz, Victoria Narancio y Federico Trapp.

Esa primera delegación de la UM dejó el listón muy alto: obtuvieron el primer premio de la competencia como oradores y como mejor demanda, y el segundo lugar en contestación.

Luego de esa primera instancia, viajaron a la Competencia de Arbitraje Comercial Internacional Willem C. Vis, en Viena, la más importante del mundo y en inglés. Obtuvieron el 2º lugar entre 300 facultades de Derecho de todo el mundo.

Después de Buenos Aires en 2009, vino Bogotá, donde alcanzaron el 2º lugar; Buenos Aires nuevamente, donde llegaron a cuartos de final; Washington, donde obtuvieron la 5ª posición; otra vez Bogotá, en donde avanzaron hasta cuartos de final; Lima, en donde obtuvieron el 2º puesto en mejor demanda y una mención en contestación; y finalmente el año pasado, Santiago de Chile, donde lograron el premio a la mejor demanda.

Esta destacada trayectoria llevó a los organizadores de la competencia a ofrecer a la UM ser sede de la IX edición, que comenzará el próximo jueves 29 y se extenderá hasta el lunes 3 de octubre. Por esa razón, más de 200 académicos y 300 estudiantes de 56 facultades de Derecho del mundo llegarán al país en estos días para asumir los roles de demanda o contestación de un caso ficticio.

La Dra. Mercedes Jiménez de Aréchaga, profesora de Arbitraje de la FDER, estuvo presente en estas competencias desde el primer momento. Sobre la razón de la participación de estudiantes en estas competencias indicó: “Entendemos que es la mejor forma de enseñar Derecho. Los chicos ven en la práctica Derecho Comercial Internacional, Derecho Internacional Privado, Arbitraje, Derecho Procesal como si fuera en la vida profesional: aprenden a pensar como abogados y a investigar. Asimismo, se les abre la cabeza sobre la práctica internacional del Derecho: muchos de ellos están trabajando en los mejores estudios del mundo en EEUU y Europa. Les cambia la cabeza completamente de lo que es el ejercicio de la profesión y las posibilidades que tienen dentro de la misma”.

La Dra. Carolina Secondo participó desde el 2010 al 2012 como estudiante y luego, entre 2013 y 2015, como coach del equipo. “La experiencia es única en todo sentido. No solo le enseña al estudiante destrezas esenciales para el trabajo del abogado —como el trabajo en equipo, la investigación jurídica, la redacción clara y respaldada de argumentos jurídicos— sino también destrezas que no son tan comunes, como la disciplina de defender una posición oralmente en forma diplomática y respetuosa, desde la argumentación jurídica y/o lógica”, contó.

Y agregó: “Sin embargo, lo mejor que de estas competencias ha sido, sin duda, los grupos humanos que conformamos en los distintos años, base fundamental que nos permitió llegar muy lejos”.

Secondo relató que gracias a su desempeño en Viena en 2011, una de sus compañeras, que trabajaba en Ferrere, la recomendó para una posición en ese estudio y gracias a eso consiguió su primer trabajo. Además, indicó que las competencias le despertaron “curiosidad” por los asuntos comerciales internacionales y afán por vincularse a personas de otros países y culturas. Por esa razón, decidió cursar una maestría en EEUU y continuar trabajando este año en Nueva York, ciudad en la que vive actualmente. Indicó además que en la maestría y en su trabajo ha coincidido con estudiantes que conoció durante las competencias.